Lemon Frozen Yogurt (revisited) / Yogur Helado de Limón

Hello!! How’s being your week? Mine’s being terrible, because our oven collapsed yesterday… Yep, you heard right, I cannot bake anymore… no more cake, no more muffins, no more bread and no more oven-baked dishes, which is horrible because I recently became addicted to stuffed zucchini boats (recipe not coming soon because there’s no oven, sigh)
This is an actual catastroph, guys. You don’t know how much you miss your oven until you lose it. The worst part?? I’ll be having my birthday party next week, and I was super super excited because it was going to be the first year I would bake my birthday cake (because I’ve been cooking for less than a year). I had lots of great ideas, loads of pinned cakes on Pinterest and my “to bake” list was full of delicious options I now won’t be able to try on time for my birthday… it makes me want to cry.
I guess frozen, no-bake desserts will have to do for now, but you know, we’ll be missing having freshly baked bread for breakfast every morning… and cake, we’ll miss cake too.

Well, it’s no use to be sad… Complaining won’t make my oven come to life again, so I’d better stop moaning and show you today’s recipe (which is no-bake, although we made this ice-cream a few days before the oven collapsed. If we had known by then, we would have made cake, just to take advantage of it while it still worked haha).
This recipe is already in the blog, although it has about 10 views… mmm shameful, right?? I wondered for too long what could have gone wrong with that post. I mean, it is the best frozen yogurt (or even dessert!) I’ve ever put into my mouth. Refreshing, tangy, creamy and sweet, it was a frozen treat like no other… Why nobody liked it, then??? I couldn’t find the answer myself, so I decided to ask mum.
She said it looked like cauliflower.
True.
A big, white couliflower masquerading as ice cream.
And boy, she’s so darn right.
You can see how terrible it looked here, in case you’re curious… don’t laugh, I didn’t intend to make it look like a vegetable… simply, I didn’t know how to scoop ice-cream by then.
But, being my favourite frozen yogurt ever, I saw no problem in making this stuff again and taking new photos (and of course, eating it). So here you have the new version, as tasty as the old one, but way more good-looking.
Hey, do you know those times when you try to photograph ice cream in summer and it melts because it’s too hot?? Well, you could try taking pictures of couliflower in a bowl instead… it is supposed to look like ice-cream anyway 😉

Well, leaving vegetables aside, let me tell you that you NEED to make this frozen yogurt right now. If you’re a die-hard lemon fan, you’re going to love this stuff. It’s not that it has a light touch of lemon, nope, it really tastes of lemon… like a lot. It’s also quite creamy (yet low fat, so you can eat a big bowl!) and luscious… Have I mentioned it is very refreshing and light? I could eat pretty much the whole bowl without getting tired of it, it doesn’t feel heavy in the slightest. Plus it is actually shamefully easy to prepare, since there’s no cooking involved; all that you have to do is mix all the ingredients with a blender, chill the mixture and pour it into an ice cream maker (if you don’t own one, check David Lebovitz’s method) and that’s all, there you have the most perfect fro-yo you’ll ever taste, all for yourself (because, believe me, you won’t want to share it ;-))
Here it is the recipe, copied and pasted from the old post (too lazy to rewrite it, haha), instructions and everything are basically the same:

350 gr. full fat greek yogurt*
270 grm light cream cheese
zest from two lemons
200 ml. light cream (15% fat)*
3 tbsp. vanilla vodka (or limoncello)
90 gr. caster sugar (sub powdered agave for sugar-free)
40 gr. agave syrup
stevia to taste if you want it sweeter (or more agave/honey/sugar)
a few drops of lemon essence

*You may sub full-fat cream cheese and heavy cream for low fat versions, but it’s not necessary as the ice cream comes out really creamy using reduced fat products. However, do not use low fat, fat free or plain yogurt instead of greek yogurt.
** You can use honey or inverted sugar, but do not omit this since it prevents ice crystals.
***Try not to omit this. It’s what really enhances the lemon flavour.


What you gotta do:

1. Mix everything together in a blender.
2. Pour into ice-cream maker and churn according to manufacturer’s instructions.
3. You can eat it straight from the ice-cream maker, but I like to freeze it for a couple of hours so it gets more solid and consequently, much more delicious.

That was all, folks. I really hope you do give this recipe a go. It’s actually my favourite dessert ever, and you know I like desserts A LOT.

Have a great weekend!!

Consuelo

¡Hola! ¿Cómo os va? A mí fatal, porque ayer se nos rompió el horno… Habéis oído bien, sí, ya no puedo hornear más, ni bizcochos, ni muffins, ni pan, ni tarta, ni más platos salados que requieran horno, cosa que es terrible, porque últimamente le habíamos cogido el gusto a las barquitas de calabacín relleno (receta no próximamente, porque a ver dónde los preparo).
Esto es un desastre, una verdadera catástrofe… No sabéis lo mucho que necesitáis el horno hasta que ya no lo tenéis. ¿Y lo peor? Pues que celebro mi cumpleaños la semana que viene y pensaba preparar yo mi primera tarta de cumpleaños (es que éste es el primer año que cocino). De esto que tenía montones de ideas geniales, muchos pines en Pinterest y una lista de pendientes para hornear hasta los topes de deliciosas opciones que ya no podré probar a tiempo para mi cumpleaños… ganas me dan de llorar.
Supongo que nos tendremos que apañar con postres que no requieran horno, cosas heladas y eso… Pero claro, echaremos mucho de menos el pan calentito recién horneado para desayunar por las mañanas… y la tarta, echaremos de menos la tarta también :((

Pero, ¿de qué sirve estar triste? Si por mucho que  me queje mi horno no va a volver a la vida. Mejor dejo de quejarme y os enseño la receta de hoy (que obviamente, no emplea horno… aunque la verdad es que este helado lo preparamos unos días antes de que el horno cascara… si lo hubiéramos sabido entonces, hubieramos hecho tarta, para aprovechar mientras funcionaba)
Esta receta ya estaba en el blog, aunque tiene como unas 10 visitas o así… qué vergüenza, ¿eh? Durante mucho tiempo me pregunté que pudo haber salido mal con ese post. Quiero decir, es el mejor yogur helado (¡o el mejor postre!) que he comido nunca. Refrescante, con un puntillo ácido, cremoso y dulce, ¡incomparable! Entonces, ¿por qué a nadie le gustaba? Ni idea, así que le pregunté a Mamá.
Y dijo que es que parecía una coliflor.
Verdad de la buena, oiga.
Una enorme, blanquecina coliflor haciéndose pasar por un helado de limón.
Ay, cuánta razón tenía.
Si alguien está interesado, podéis ver cómo quedó aquí. Pero no os riais, eh. No era mi intención hacer que pareciese un vegetal… simplemente es que por entonces era incapaz de sacar bolas decentes de helado.
Pero siendo como es mi yogur helado favorito, no tuve problema alguno en prepararlo otra vez y hacer fotos nuevas (y comérmelo, claro está). Así que, he aquí la nueva y mejorada versión, tan buena como la antigua, pero bastante más bonita (o eso quiero creer)
Eh, ¿sabéis cuando intentáis hacer fotos a un helado bajo un sol infernal y no deja de derretirse? Ahora sabéis que podéis poner una coliflor hermosota en el bol y hacerla pasar por helado… si tenéis suerte como yo, igual os queda como un helado ;–)
Dejando a un lado las verduras, dejadme que os diga que TENÉIS que hacer este yogur helado ahora mismo. Si realmente os chifla el limón, os encantará. No es que tenga un ligero toque de sabor a limón, no, es que sabe como un limón de los de verdad. Además es bastante cremoso (pero bajo en grasa, para que os podáis comer dos boles) y delicioso mmmm-. ¿He mencionado que es super refrescante y ligero? Porque yo podría comerme un cubo entero sin cansarme de él, no se hace pesado en absoluto. Y además, es vergonzosamente fácil de preparar, todo lo que hay que hacer es mezclar con la batidora, refrigerar la mezcla, y a la heladera (si to tenéis una, aquí podéis mirar como hace helado David Lebovitz sin una), y eso es todo, ya tenéis el yogur helado más delicioso que probaréis nunca… todo, todito para vosotros (porque, creedme, no querréis compartirlo)
Aquí os dejo la receta, copiada y pegada de la entrada antigua, porque básicamente se hace todo igual:
350 gr. yogur griego*
270 gr. queso crema ligero*
la piel de dos limones
90 ml. de zumo de limón
200 ml. nata 15% m.g*
45 ml. vodka de vainilla (o limoncello)
40 gr. agave**
90 gr. azúcar en polvo (agave en polvo para una versión sin azúcar)
esencia de limón***
*Podéis sustituir el queso crema ligero por el normal y la nata ligera por nata de montar (aunque no hace falta porque sale muy cremoso con los productos ligeros), pero no cambiéis el yogur griego por otro desnatado.
**Podéis usar miel o azúcar invertido, pero no lo cambiéis por algún tipo de edulcorante en polvo que se forman cristales.
 ***Intentad añadírsela, que sabe más a limón.
 Lo que hay que hacer:
1. Mezclad todo con la batidora.
2. Echar a la heladera y congelar de acuerdo a las instrucciones del fabricante.
3. Se puede tomar directamente de la heladera, no obstante, yo lo congelo un par de horas para que se quede más fresquito y más rico.
Espero que os animéis a probarlo, porque es mi postre favorito… y ya sabéis que a mí me gustan MUCHO los postres jaja.
¡Pasad un buen fin de semana!
Un abrazo,
Consuelo x

4 Comments

  • Reply Laurel y Menta June 28, 2013 at 8:07 pm

    Hemos visto las fotos antiguas y sí, las de este post han mejorado mucho (nos hemos reído mucho con tus apreciaciones).
    Desde luego se ve delicioso. En casa, aparte del sabor a chocolate, nos encanta el de limón.
    Así que no tenemos excusa para hacerlo.
    Besos y disfruta del fin de semana.

    • Reply Consuelo Morcillo June 30, 2013 at 12:11 am

      Realmente parece o una coliflor o un montoncito de puré de patatas mal hecho…
      Espero que os animéis a prepararlo y que os encante tanto como a mí,
      Muchos besos x

  • Reply Laura Fideuà June 29, 2013 at 4:03 pm

    Jajajaja, no parecía una coliflor, pobrecillo xD
    ¡Pero la verdad es que estas nuevas fotos están mucho más chulas! Y eso que mira que es difícil fotografiar helados…

    Y las visitas, bueno, no sé cuantas suelen tener tus entradas por término medio, pero yo también tengo unas cuantas recetas que me encantan pero que no recibieron mucha atención… así que peor para el que se las perdió 😉

    Me apunto tu recetilla, para alternarla con el sorbete de limón, que es uno de mis favoritos.

    Un saludo,
    Laura (Una dieta para glotones)

    • Reply Consuelo Morcillo June 30, 2013 at 12:13 am

      Jajaja, mujer, ¡sí que lo parece! Pues sí que es difícil fotografiar helados, sí. Pero no porque se derrita, sino porque dan ganas de comérselo antes de sacar las fotos… así acabo el helado de vainilla que hice hace poco, ups.
      Pues sí, ellos se lo pierden ;–)
      Un abrazo xxx

    Leave a Reply